Día Internacional de la Mujer, trabajadora se sobreentiende

Igual que en la antigua cartilla militar de los soldados se añadía en uno de los apartados Valor: se le supone, en el Día Internacional de la Mujer lo de trabajadora se sobreentiende. Perfectamente nos lo recuerda Forges en una de sus viñetas que data ya de hace algunos años, pero que sigue siendo de completa actualidad.

P.D. Lo guardo recortado del periódico en papel amarillento desde el día de su publicación en 1997.

Los Correos de la Mar, solidarios navegando

… navegar a vela es el viaje por la vida, hacerse amigo del tiempo viviendo el aquí y el ahora. Esto me lleva a pensar que la meta sería en realidad el fin, la muerte, así que lo importante es la travesía en sí misma, llevando un mensaje de paz y amor alrededor del mundo… (Louis, Las Palmas, febrero 2005)

La asociación Los Correos de la Mar nace en el año 2006 en Las Palmas de Gran Canaria con la voluntad de involucrar a los navegantes – aunque no sólo a ellos – en acciones de solidaridad con las personas más desfavorecidas.

– ¿A dónde vas?

– A Senegal.

– ¿Podrías llevar unas cuantas camisetas para los niños?

El potencial del puerto es enorme. Es la última parada en tierra antes de iniciar la navegación por las grandes rutas oceánicas…

Y las formas de ayudar son múltiples, desde transportar en tu propio barco material para las escuelas y asociaciones con las que colabora Los Correos de la Mar en Senegal o Brasil, hasta aportar chalecos salvavidas, baterías o cualquier otro objeto que pueda venderse a precios simbólicos para recaudar fondos, pasando por donativos en metálico o simplemente dando a conocer sus objetivos entre otros navegantes.

Más información sobre esta iniciativa solidaria en http://www.correosdelamar.org

Emma Pontin, sacando la fuerza del mar

Durante varios años, la británica Emma Pontin trabajó como ejecutiva en la City de Londres hasta que al cumplir los 32 decidió dar un vuelco a su vida y embarcarse en una profesión completamente diferente: regatista oceánica e instructora de vela.

En el año 2006, justo cuando se estaba preparando para una regata transatlántica, Em recibió una llamada telefónica que cambió de nuevo su vida, esta vez de forma dramática. Padecía un grave cáncer de mama. Tuvo que regresar inmediatamente para someterse a una masectomía inmediata que le salvaría la vida y durante meses recibió tratamientos de quimioterapia y radioterapia seguidos de una segunda intervención preventiva y de una tercera de reconstrucción.

Mientras duró esta traumática experiencia, Em siguió navegando, participando en regatas y enseñando, con la convicción de que “si podía continuar navegando entonces es que continuaba estando viva”. Un año después del diagnóstico Em participaba como patrona en esa misma regata transatlántica a la que tuvo que renunciar y escribía un libro Beating the Blowfish en el que relata de forma cándida y con humor sus dos años de lucha contra el cáncer.

Emma Pontin se enfrenta hoy a los elementos con el mismo valor con el que se enfrentó al cáncer y obtiene la fuerza del mar para combatir a su adversario más temido. En la actualidad, con 80.000 millas navegadas, 15 transats y una Sidney-Hobart, Em se dedica a un nuevo proyecto denominado Breast cancer around the world, que consiste en una circunnavegación – que se iniciará este año 2010 – con una tripulación compuesta en parte por 36 personas afectadas por el cáncer de mama. Em navegará esta vez por todos los océanos del mundo con el objetivo de obtener fondos para la lucha contra esta terrible enfermedad.

Bellas y rebeldes, 100% solidarias en el mar y en tierra

Belles et Rebelles es un equipo de regatas de La Rochelle (Francia) compuesto íntegramente por mujeres. En el año 2007 eran 7 navegantes y hoy son ya 14 las mujeres que compiten en 2 barcos monotipo de 9,5 metros de eslora en igualdad de oportunidades en la línea de salida. Forman dos tripulaciones muy heterogéneas de mujeres profesionales, jóvenes madres y estudiantes. La media de edad se sitúa alrededor de los 27 años. Se trata indudablemente de una interesante aventura tanto deportiva como humana.

En efecto, el objetivo de Belles et Rebelles no es solamente navegar. Estas mujeres navegantes también desarrollan proyectos solidarios. Comparten su aventura con otras mujeres que no tienen acceso a este tipo de deporte, entre ellas la asociación Les Filles du Soleil, cuyo objetivo es integrar en el tejido social a mujeres inmigrantes, así como la asociación Symphonie 17, que apoya a personas relacionadas con mujeres afectadas por cánceres femeninos. Por otro lado, Belles et Rebelles contribuye en el desarrollo de medidas de protección del medio ambiente marítimo.

Sin duda alguna un bonito ejemplo a seguir. Más información en http://bellesrebelles.blogspot.com/