11 cosas “tremendas” de las chicas en lo barcos

“Tremenda” es también Liz, capitana de los US Coast Guards, que describe en su web once particularidades de las chicas que trabajan en los barcos de chárter. Aquí solamente traduzco los once puntos, para los detalles (y fotos) recomiendo un paseo por su página, eso sí, en inglés: http://www.moxieandepoxy.com/girls-work-on-boats/

1. Arreglamos problemas mecánicos.

2. Lucimos marcas blancas en nuestro bronceado.

3. No sabemos nunca dónde estaremos al final del día.

4. No nos dan asco los vómitos.

5. Somos solucionadoras de problemas.

6. No nos gusta la arena.

Liz dice que es ¡su pesadilla! pero yo prefiero no hacer una encuesta entre capitanes y marineros.

7. Utilizamos términos y señales náuticas también en tierra.

8. Somos unas malhabladas.

9. Ayudamos a otras mujeres.

10. Sabemos dejar pasar las cosas.

11. Podemos trabajar muchísimas horas por poquísimo dinero.

No son tan “tremendas” ¿o sí?

Eva Kullgren y las posibles imposibilidades

A finales de abril recibí un email de Itsasametzen, la Asociación Vasca de Capitanes, Patrones y Navegantes, invitándome a la conferencia de Eva Kullgren. No tenía mucho tiempo libre pero a estas alturas ya he podido comprobar varias veces que cuando Mahoma no va a la montaña, la montaña se acerca por decisión propia y en ocasiones lo hace en forma de naveganta solitaria sueca (eso solo nos pasa a las mujeres, así que, señores navegantes, dejen de soñar).

Con un blog dedicado a las mujeres navegantes, no podía dejar de acudir a la charla de Eva. Y la verdad es que mereció la pena.

Eva habla español perfectamente y es una delicia escucharla con su forma rápida y divertida de contar las cosas. La naveganta ha convertido la siguiente frase en su lema “La imposibilidad solo es un fantasma en tu mente”. Frente a todo lo que su entorno en Suecia consideraba imposible: dejar su trabajo, hacerse con un barco, cruzar Europa desde el Báltico hasta el Mar Negro y atravesar canales y ríos… Eva  decidió afrontar el reto con optimismo y seguridad. Y lo logró, disfrutando del viaje y solucionando los problemas cuando éstos se presentaban, en realidad como deberíamos hacerlo siempre, con decisión y sin desaliento.

Al terminar la conferencia estuve a punto de acercarme a ella y decirle: “A veces, en tus palabras, me parecía estar escuchándome a mí misma”. Mis hijos son mayores y ya no necesitan mi presencia en su día a día. No hace falta tanto dinero y cuando puedo trabajo en lo que surge. Llega un momento en que sabes que necesitas vivir de otra manera. Me gusta navegar como forma de ver lugares, conocer culturas y departir con gentes. Y, sobre todo, no me quedo con un “no” cuando ese “no” entorpece mis planes. Mujer de armas tomar…

Eva continúa su viaje pues ahora ha decidido que así sea su nueva vida. Eva nos lo cuenta en su blog que os aconsejo visitéis. ¡Buena proa, Eva!

El blog de Eva Kullgren: http://eva7seas.wordpress.com/espanol-3/

Talu, la transmundista glamurosa

Mujeres navegantes las hay de innumerables estilos. Intrépidas, aventureras, regatistas, cruceristas, tripusoles, tripulantas, solitarias, en familia… y glamurosas al 100%. Bueno, quizás solo haya una crucerista realmente glamurosa y esa es, sin duda, Talu.

Seis meses después de iniciar su vuelta al mundo a vela ha tenido que sacar algunos zapatos del armario, y no porque su Hallberg Rassy de 35 pies escorase ligeramente a estribor sino por una promesa hecha a su patrón y pareja Alex. (Alex también es glamuroso pero mucho me temo que es Talu quien lo viste para las fotos).

En efecto, Talu prometió a Alex que pasados 6 meses se desharía de todo el calzado que no hubiese utilizado hasta la fecha y el resultado es el que podéis ver aquí:

¡Y ni corta ni perezosa Talu vende ahora su ropa y complementos en una web vintage!

Fotografías en blanco y negro, regatas in, navegaciones chic, soirées chill out… un blog de transmundistas realmente diferente en http://www.sailingaroundtheglobe.blogspot.com/

Rasa Varnaite, la vuelta al mundo de una joven lituana

Es en agosto de 2008 cuando Rasa Varnaite, de 26 años, se embarca para dar la vuelta al mundo a bordo del Ragaine II, un velero de autoconstrucción de 10 m. de eslora y 3,25 m. de manga. Fue el propio padre de Rasa, Andrius Varnas, quien construyó y puso a punto el barco para esta aventura.

Rasa cuenta, con mucha gracia, que desde niña había oído a su padre decir que algún día daría la vuelta al mundo en un velero, palabras a las que en su familia no daban crédito alguno. Muchos años más tarde, cuando el capitán Andrius anunció que había llegado el momento, Rasa decidió sumarse al proyecto junto con su novio galdakaotarra Egoi Urkiza.

Una vez tomada la decisión no cabía echar la vista atrás. Si padre e hija contaban con experiencia como navegantes, la de Egoi se reducía a un crucero de no más de 15 días. Ambos tenían que dejar un buen trabajo, los amigos y la estabilidad, así como enfrentarse a la incomprensión de muchas personas y a la incógnita de cómo sería la convivencia a bordo en un barco de tan pocos metros y durante 2 años seguidos. Egoi nos dice que esto es lo que le asustaba más, ¡embarcarse con su novia y su suegro!

Rasa y el resto de la tripulación zarparon de Bermeo, en agosto de 2008, para regresar al punto de partida 2 años más tarde habiendo cruzado los 3 océanos (Bermeo, Cabo Verde, Caribe, Galápagos, Polinesia, Melanesia, Australia, Sri Lanka, Indonesia, Mar Rojo, Mediterráneo, Canal du Midi, Bermeo).

Cuando se le pregunta a Rasa cuál de los lugares visitados le ha marcado más, nos habla de la Melanesia, en concreto de una de las islas en donde fueron “adoptados” por una de las familias locales. Como muchos transmundistas, Rasa concluye que lo más positivo de la experiencia es que se aprende a ser más tolerante y a apreciar las pequeñas cosas.

Mas información en la página web   http://www.ragaine2.com/

Girls For Sail

¡¡Ay, cuánto nos gustan los hombres!! Lo que sucede es que no queremos navegar con ellos. Bueno, quizás lo hagamos alguna vez, pero sólo de forma muy eventual. Antes queremos aprender a navegar y hacerlo a nuestra manera, sin prescindir de nuestra hora del té, de la limpieza y del buen olor, con tranquilidad y sin gritos…

¡¡¡Man over board!!!

Girlsforsail organiza cursos de formación de la RYA en el Reino Unido y en el Caribe, así como vacaciones a vela, participación en regatas y cruces del Atlántico. Sólo para mujeres.

¿Qué tal os suena participar en la regata de Carnaval de Tobago o en la Sailing Week de Antigua? ¿Un crucero por las Islas Vírgenes? ¿La Fastnet o el ARC Atlantic Crossing? ¿Y la Kings Cup de Phuket en Tailandia?

Girls, o nos hacemos con un buen montón de libras esterlinas, o nos montamos un Chicas&Vela muy, muy spanish. Estoy abierta a propuestas 🙂

Ahora en serio, la página web de esta novedosa iniciativa es  http://www.girlsforsail.com

Michèle Paret, copatrona del Mirabaud en la BWR 2010

Michèle Paret, pareja y compañera inseparable de Dominique Wavre en regatas a2, afronta su tercera vuelta al mundo y su segunda Barcelona World Race a bordo del Mirabaud. Esta es la entrevista que concedió a los medios de comunicación el pasado día 24 de diciembre en el marco de la BWR.

  • Cuando llegaste a Barcelona tras su Barcelona World Race en 2008, estabas exultante. ¿Cuáles son tus mejores recuerdos de esta primera vuelta al mundo a dos?

Hay tantas cosas, y tantos momentos… No se puede resumir en pocas palabras. Hay incluso momentos que ni siquiera se pueden explicar con palabras. Es un sentimiento de plenitud, de libertad, y al mismo tiempo la competición es una descarga de adrenalina y grandes emociones que no se viven en ningún otro sitio.

  • También habrá habido males momentos. ¿Cuáles fueron?

Los malos momentos se olvidan pronto, porque si se recuerdan no se vuelve a salir. Vivo mi pasión, acepto los malos momentos, y cuando llegas, lo que quieres es volver a zarpar. Los malos momentos llegaron cuando tuvimos que parar en Wellington, al darnos cuenta de que teníamos problemas con la quilla y que había que parar para repararla. Éste sí que fue un momento malo, pero lo pasamos en tierra, viendo cómo los otros se escapaban y nosotros estábamos parados.

  • La gente parece conocer mejor a Dominique Wavre que a Michèle Paret. ¿Por qué?

¡Por el palmarés! Dominique empezará su octava vuelta al mundo, no creo que en esta Barcelona World Race haya nadie con tanta experiencia. A bordo hay un patrón del barco, que es Dominique, que es el jefe del proyecto, el que ha encontrado el patrocinador, y una copatrona, que soy yo, y estoy encantada de poder navegar con él, de quien cada día sigo aprendiendo cosas.

  • Has explicado muchas veces que a bordo no sois una pareja, sino dos profesionales. ¿Cómo se consigue dejar de ser una pareja y convertirse en dos profesionales?

Es muy fácil. Es nuestra pasión y nuestro trabajo. Creo que además somos buenos profesionales. Cuando estamos a bordo tenemos más ganas de ganar unas centésimas de nudo, de adelantar a nuestro rival más inmediato, de llegar primeros, y esto nos motiva más que cualquier otra cosa. Diría que es un pequeño paréntesis en la pareja de tan sólo tres meses. Es casi una suerte dejar la pareja a un lado, no preocuparse por ello, pero nos aprovechamos de nuestra relación de pareja porque todo es más fácil, nos decimos las cosas a la cara, sin frustraciones ni egos, por lo que es mucho más fácil de ser una pareja, pero sin ponerla por delante, porque durante la regata lo que prima es la competición y el barco.

  • Has dicho que a bordo Dominique es el patrón y tú la copatrona. ¿Cómo os repartís el trabajo?

Yo me he especializado en el palo, el aparejo, el material de la maniobra y el motor.

  • ¿Cómo realizáis las maniobras?

Somos muy complementarios y hemos intentado tapar los puntos débiles de cada uno. Él no tiene mi agilidad, y yo no tengo su fuerza física. Por esto entre los dos somos el tripulante ideal.

  • ¿Cuáles son tus puntos fuertes y tus puntos débiles?

Mis puntos fuertes son mi resistencia, mi fondo físico, y mis puntos débiles diría que de vez en cuando tengo que soltar mis nervios; Dominique lo sabe y lo acepta, incluso a veces se lo toma un poco a broma, porque a veces tengo que explotar, soy mediterránea, tengo un carácter mediterráneo y de vez en cuando sale. Es un poco mi punto débil, pero no es nada grave, y mi patrón lo sabe y lo lleva bien.

  • Tú has llevado la preparación de la alimentación y física del equipo.

La preparación de la alimentación no la llevo exactamente yo. Tenemos una dietetista que nos calcula las calorías necesarias en las distintas zonas que atravesaremos, porque necesitas menos calorías cuando hace calor que cuando estás en una zona fría. Nosotros hemos probado distintos liofilizados para tener distintas posibilidades y poder elegir a bordo, porque es importante poder elegir y que te guste la comida; además de reponer energías, está la cuestión psicológica, y cuando comes algo que te gusta te sientes mejor, y esto es bueno para la regata.

En cuanto a la preparación física, hice un plan con Dominique para prepararnos para la Barcelona World Race, basado en la musculación, porque estos barcos son muy físicos y se requiere mucha potencia, y también fondo, por lo que hemos hecho mucha bicicleta de montaña.

  • Con 55 años se tiene menos fuerza y menos agilidad que a los 30 o 40. ¿Cómo puede compensarse esta desventaja respecto de otros participantes de la Barcelona World Race?

Eres menos fogoso, te lo piensas más antes de iniciar una maniobra. La experiencia habla más que los músculos o la fuerza física.

  • ¿Qué piensas cuando ves a algunos de sus rivales en la Barcelona World Race tan fuertes?

No pienso nada. Veo el nivel de las chicas, a Samantha Davies que llega cuarta en la Vendée Globe, a Ellen MacArthur que llega segunda, a Florence Artaud que acaba primera una Ruta del Ron. Hay mujeres que han ganado a muchos hombres y han demostrado que no todo es fuerza física, sino que hay que pensar, y para mí la desventaja de la fuerza física se puede superar perfectamente.

  • ¿Te ves haciendo una Transat o una vuelta al mundo a dos, o con tripulación, sin Dominique?

De momento, no me imagino otras regatas aparte de la BWR. Pero en cuanto a navegar a dos sin Dominique, seguro que no lo disfrutaría tanto, y me lo pensaría dos veces antes de comprometerme. Ya he hecho regatas con Catherine Chabaud. Pero me decepcionaría no navegar con Dominique, a menos que él se vaya con otro participante; pero me parece tan imposible…

Trío de damas en la Barcelona World Race 2010

La Barcelona World Race es la única regata a vela alrededor del mundo a 2, es decir con dos tripulantes por barco. Es una regata sin escalas, en la que la ayuda externa está permitida aunque sometida a unas normas o penalizaciones. En esta segunda edición, cuya salida se dará el próximo día 31 de diciembre, participarán 15 barcos.

El recorrido es el siguiente:

  • Dejar a babor los cabos de Buena Esperanza, Leeuwin y Hornos.
  • Dejar la Antártida a estribor.
  • Pasar por las puertas naturales del Estrecho de Gibraltar y del Estrecho de Cook (Nueva Zelanda).
  • Respetar las puertas de seguridad o puertas de hielo que serán definidas por el organizador a más tardar el 1 de noviembre del 2010 (o posteriormente si fuese necesario debido a causas meteorológicas, una contaminación marítima, dispersión de numerosos bloques de hielo a la deriva, u otros motivos que puedan incidir en la seguridad de las tripulaciones).

(¡¡¡Y luego nos quejamos de nuestras instrucciones en las regatas sociales!!!)

En esta edición de la BWR, participan tres mujeres. Dos de ellas formando equipo en el Gaes, Anna Corbella (34) y la británica Dee Caffari (37). Así como la francesa Michèle Paret (55) en el Mirabaud, que navega junto a su pareja y con quien logró el tercer puesto en la pasada edición.

Anna Corbella y Dee Caffari son conscientes del reto que supone la BWR. “Nosotras podemos hacerlo tan bien como ellos. Somos igual de competitivas, vamos con la intención de ganar y queremos hacerlos sufrir, y que tiemblen cuando nos vean”, nos dicen.

Han destacado la importancia de tener referentes femeninos que inspiren a las mujeres a practicar deportes que normalmente dominan los hombres, superando los prejuicios y normalizando una situación que debería estar ya obsoleta.