Grandes soluciones para pequeños problemas

La primera duda que me surge al redactar el título de esta entrada es si realmente se trata de un “pequeño” problema. Quién no se ha visto en la incómoda situación de no saber qué hacer con un vaso, una lata o una botella en la bañera de un velero.

Teniendo en cuenta la máxima que dice que, a bordo, una mano es para el barco y la otra para ti, evidentemente nos quedan pocas manos para dedicarlas a estos objetos tan necesarios que, una vez y otra también, acaban rodando por cubierta.

Así que, ya se trate de un pequeño o de un gran problema, he encontrado una gran solución para “bricolear” en un barco de madera. Este invento lo descubrí en el velero clásico de mi amigo Edu y me pareció tan logrado y práctico que siempre pensé que venía de origen. La madera, la redecilla, el cosido artesanal… y las circunferencias de diferentes tamaños que se adaptan a los recipientes más utilizados: vasos, latas y botellas (hasta de cava o champagne).

Comparto con vosotros el invento y la foto de Itziar Gorostiaga. Espero que os guste tanto como a mí.

Anuncios

Navidades en azul marino

Árboles de Navidad decorados con conchas, estrellas de mar y barcos; un belén marinero con gaviotas, redes y barcas de pesca; o un cuento para niños en el que la tinta derramada por un reno tiñe de azul el traje de Papá Noel, que se siente marinero y decide repartir los regalos en barco… Otro color para estas fiestas y para todos ¡Feliz Navidad!

Manualidades marineras: Calcetines para capitanes

Ahora que se acercan las Navidades he encontrado un fantástico regalo para capitanes, pero sólo para capitanes 😉 Por más que he mirado y remirado en la web no he logrado encontrar un obsequio equivalente para capitanas…

Me refiero a los Calcetines para Capitanes.

Es un buen regalo que todos podemos “fabricar” echando mano a nuestra bolsa de calcetines misteriosos : porque todos tenemos una bolsa en la que guardamos los calcetines desparejados esperando que más tarde o, mejor, más temprano, aparezca su pareja. Pues bien, ahora sólo tenemos que rebuscar en la bolsa y tener la suerte de que aparezcan dos de los colores indicados. Otra forma barata de confeccionar este obsequio es comprar dos pares y buscar otro capitán a quien regalar la segunda pareja bicolor.

No olvides incluir las instrucciones de utilización que puedes copiar a continuación:

Ponerse el calcetín de babor (rojo) en el pie izquierdo y el calcetín de estribor (verde) en el pie derecho.

Gracias a la utilización de esta ayuda direccional, el capitán logrará aumentar la confianza de la tripulación en su habilidad además de ser una forma eficaz de ganarse su respeto.

Un regalo made in casa y BBB, o al menos B (barato).