Adiós 2010, ¡bienvenido 2011!

Nochevieja y Año Nuevo son fechas de nostalgias y de renovados propósitos y deseos. Dejamos atrás experiencias, sueños y personas, cuyos rastros se añaden a los éxitos y fracasos que llevamos a cuestas. ¡Tantos más cuantos más numerosos los años! Y, a veces, pensamos que, como Sísifo, estamos condenados a subir eternamente la misma pesada piedra; y, en otras ocasiones, nos crecen las alas del siempre renaciente Fénix.

Para estrenar el año con optimismo, esta vez me decanto por añadir una nueva tradición a las doce uvas y al brindis con champán con mis personas más queridas (nunca me ha convencido llevar braguitas rojas ni sumergir un anillo de oro en la copa). Me refiero a comer una sopa de “puntos” (es decir, de fideos chiquititos como bolitas o puntos), un válido sustituto light del plato de lentejas. Comer algo con muchas pequeñas unidades significaría obtener durante el año nuevo mucha cantidad de aquello que se desea.

Y para despedir el año 2010 con nostalgia y con una sonrisa, un sketch de Martes y Trece, uno más de los muchos que vimos en las nocheviejas de los 90. En éste, el comandante Cousteau nos explica algo muy útil para todos nosotros, los navegantes, que los procelosos fondos marinos no sólo están llenos de agua, sino que además hay vida en ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s